Torre Médica VP. Boulevard Belisario Dominguez #2116, Plaza Vía Park. Col. Las Arboledas, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Consultorio 303. (3er piso)

Hospital HOSCEM. Periférico Sur #6. Barrio El Santuario. San Cristobal de las Casas
Consultorio 1203. 3er piso.Centro Médico Ángeles.

COLECISTITIS AGUDA

bahsubduh

Tipos
  • Colecistitis aguda. Empieza repentinamente y causa un dolor intenso y continuo en la región superior del abdomen. Por lo menos el 95% de las personas con colecistitis aguda tienen cálculos biliares. La inflamación casi siempre comienza sin infección, aunque esta puede aparecer después. La inflamación puede hacer que la vesícula biliar se llene de líquido y que sus paredes aumentan en espesor.
  • Colecistitis crónica. Es una inflamación de la vesícula biliar de larga duración. Está causada casi siempre por cálculos biliares y por haber sufrido ataques de colecistitis aguda con anterioridad. La colecistitis crónica se caracteriza por crisis repetidas de dolor (cólico biliar) que se producen cuando los cálculos biliares bloquean periódicamente el conducto cístico.
Sígnos y Síntomas

Entre los síntomas de la colecistitis están los siguientes:

 

  • Dolores intensos en la zona superior derecha o central del abdomen
  • Dolor que se extiende al hombro derecho o a la espalda
  • Sensibilidad en el abdomen cuando lo tocas
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Los síntomas de la colecistitis suelen aparecer después de una comida, sobre todo si es abundante o grasosa.
Causas
  • Cálculos biliares. En la mayoría de las ocasiones, una de las causas de la colecistitis es la acumulación de partículas duras en la vesícula biliar (cálculos biliares). Los cálculos biliares pueden obstruir la vía (el conducto cístico) por la que fluye la bilis cuando deja la vesícula biliar. La bilis se acumula en la vesícula biliar, lo que provoca inflamación.
  • Tumor. Un tumor puede dificultar el correcto drenaje de bilis de la vesícula biliar. Esto produce la acumulación de bilis y puede derivar en colecistitis.
  • Obstrucción del conducto biliar. Los cálculos o la bilis espesa y las partículas diminutas (barro) pueden obstruir el conducto biliar y derivar en una colecistitis. La torsión de los conductos biliares o las cicatrices en ellos también pueden provocar una obstrucción.
  • Infección. El SIDA y determinadas infecciones víricas pueden desencadenar una inflamación de la vesícula biliar.

Este es el término utilizado para referirse a la inflamación de la vesícula biliar, lo cual ocurre generalmente cuando un lito produce un bloqueo en el conducto que drena la bilis. Este padecimiento se puede dar de forma repentina o bien puede ir evolucionando con el tiempo. La vesícula biliar es un pequeño saco ubicado debajo del hígado, encargado de almacenar el líquido biliar, en este es posible que se formen cálculos y que puedan provocar alguna obstrucción resultando en un dolor severo en la parte superior del abdomen.

Tipos
  • Colecistitis aguda. Empieza repentinamente y causa un dolor intenso y continuo en la región superior del abdomen. Por lo menos el 95% de las personas con colecistitis aguda tienen cálculos biliares. La inflamación casi siempre comienza sin infección, aunque esta puede aparecer después. La inflamación puede hacer que la vesícula biliar se llene de líquido y que sus paredes aumentan en espesor.
  • Colecistitis crónica. Es una inflamación de la vesícula biliar de larga duración. Está causada casi siempre por cálculos biliares y por haber sufrido ataques de colecistitis aguda con anterioridad. La colecistitis crónica se caracteriza por crisis repetidas de dolor (cólico biliar) que se producen cuando los cálculos biliares bloquean periódicamente el conducto cístico.
Sígnos y Síntomas

Entre los síntomas de la colecistitis están los siguientes:

 

  • Dolores intensos en la zona superior derecha o central del abdomen
  • Dolor que se extiende al hombro derecho o a la espalda
  • Sensibilidad en el abdomen cuando lo tocas
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Los síntomas de la colecistitis suelen aparecer después de una comida, sobre todo si es abundante o grasosa.
Causas
  • Cálculos biliares. En la mayoría de las ocasiones, una de las causas de la colecistitis es la acumulación de partículas duras en la vesícula biliar (cálculos biliares). Los cálculos biliares pueden obstruir la vía (el conducto cístico) por la que fluye la bilis cuando deja la vesícula biliar. La bilis se acumula en la vesícula biliar, lo que provoca inflamación.
  • Tumor. Un tumor puede dificultar el correcto drenaje de bilis de la vesícula biliar. Esto produce la acumulación de bilis y puede derivar en colecistitis.
  • Obstrucción del conducto biliar. Los cálculos o la bilis espesa y las partículas diminutas (barro) pueden obstruir el conducto biliar y derivar en una colecistitis. La torsión de los conductos biliares o las cicatrices en ellos también pueden provocar una obstrucción.
  • Infección. El SIDA y determinadas infecciones víricas pueden desencadenar una inflamación de la vesícula biliar.

La colecistitis puede ser tratada sin complicaciones si se atiende a tiempo,
acude a consulta.